DRaaS (Disaster Recovery as a Service) una nueva alternativa

Actualmente DRaaS (Disaster Recovery as a Service) se está convirtiendo en el método preferido por las empresas para obtener una forma de recuperarse tras una contingencia. Pero, ¿cuál es la mejor forma de hacerlo?, ¿cómo puede el experto en tecnología asegurar que funcionará?

Antes que otra cosa, debe entenderse que existen varios sabores para estas soluciones, unos que van desde tener exclusivamente los datos resguardados en un sitio remoto, la nube por ejemplo, hasta métodos de más amplios beneficios como uno DRaaS. En resumen, existen tres formas:

1.    DRP as a Service (DRaaS). Donde el proveedor es responsable de todo: Hardware, Software, mantenimiento, actualizaciones, comunicaciones y servicios administrados de la instalación alterno. En su forma más efectiva, usted solo debería llamar al proveedor y este levantará la instancia del DRP para que sus usuarios se conecten. En este modelo el proveedor compromete el up & running en un tiempo determinado.

2.    DRP usando Infraestructura como servicio. Aquí el proveedor le dará capacidad de cómputo. Sin compromiso más allá de una disponibilidad garantizada de esa infraestructura. Así que usted se queda con la tarea de instalar sus aplicaciones y servicios, conectar a los usuarios, asegurar que funciona, etecetera, etcétera. Poca cosa cuando el edificio se está quemando.

3.    DRP usando backup como servicio. En este método usted tiene una copia de datos o imágenes de servidores en algún lugar del mundo, y desde ahí, ante una contingencia, deberá bajar sus datos, y correr a buscar un servidor dónde instalarlo, un enlace con su carrier favorito, y otra vez, un largo etcétera.

Muchas organizaciones ponen en segundo lugar los planes de Recuperación de Desastres condicionando la continuidad de negocio., y a su vez  siguen creciendo y el uso de los procesos tecnológicos  va en aumento, por lo que muchas se empiezan a plantear la opción de disponer de una guía (DRP) para asegurar los recursos y garantizar que las instalaciones críticas de TI permanecerán disponibles en caso de un desastre.

Aunque obviamente la recomendación es conseguir a un buen proveedor de DRaaS y evitarse dolores de cabeza en la implementación y operación, cada empresa tiene distintos objetivos de negocio, así que seguro habrá alguien que prefiere la aventura de manejar internamente el DRP. En cualquiera de los casos, considere además lo siguiente:

1.    Tenga un plan documentado, actualizado y difundido.

2.    Identifique los procesos críticos.

3.    Haga el sizing correcto para servidores y comunicaciones.

4.    Defina y siga una política para el proceso de respaldo.

5.    Valide la seguridad.

6.    Piense en los usuarios y lo qué harán durante una contingencia.

7.    Pruebe, pruebe y pruebe.

 

Si tiene inquietud acerca de este tema, no dude en contactarnos.

 

InnexWare

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *